Circo: La Función

La Función

Jorge Silvestre, malabarista y Chefa Alonso, saxofonista y percusionista se conocen y empiezan a colaborar en el 2011, para presentar una pieza corta, Ritual, en Al Filo 2012, Maratón de Circo Contemporáneo, organizado por el Festival Escena Contemporánea y Circo Price, de Madrid. Con esta primera pieza, Ritual, actúan en Madrid, Zaragoza, Barcelona, Milán…

Ambos artistas están interesados en, además de entretener y divertir, empujar y desafiar los límites de las convenciones malabarísticas y musicales. La improvisación y la escucha del público, además de la interacción entre ellos, tienen un peso especial en todos sus trabajos. No es el “más difícil todavía” lo que les guía e inspira, sino la búsqueda de otras maneras de hacer música y malabares, de combinar ambos en la escena, primando las relaciones que se establecen entre ellos y con el público.

La Función 

Es un espectáculo de circo y música, de malabares e improvisación. Mazas, cuchillos, ranitas sonoras, uñas de llama, campanas, cuencos tibetanos, cajas chinas, platos, una calimba, objetos que vuelan y que suenan. Un saxofón que gruñe, canta o jalea, una percusión menuda que empuja, riñe o abraza. Un malabarista que se busca a sí mismo y que se emociona en el “más difícil todavía”.

La función es una pieza cómica, tierna y arrebatada.

Es cómica porque humaniza con humor la torpeza, sin esconder la habilidad y precisión manipuladora de sus dos protagonistas, Silver, el que busca, el que aprende, el que arriesga, y Chefa, la que sabe, la que suena, la que ayuda.

Es tierna porque se nutre de momentos en los que las dudas y la falta de destreza se muestran abiertamente. Hay calidez y cariño en la relación con el público y entre sus protagonistas, sin que se rechacen los tropiezos, los líos e incluso los enfrentamientos abiertos.

Es arrebatada porque los extremos se viven con pasión: la debilidad y la fuerza, la obediencia y la rebeldía, el sonido y el silencio, lo grande y lo pequeño, la pasividad y el delirio, los fallos y los aciertos, la ingenuidad y la sabiduría, el recogimiento y la exultación.

La función es una ventanita que se nos abre para hacernos sonreír y reflexionar.

Anuncios